FIESTAS DEL PILAR

1.jpg

Proyecto “entrañable” y “divertido” para los niños por la cantidad de recuerdos y emociones que han experimentado.

El cartel anunciador e las Fiestas del Pilar 2016 ha sido el elemento motivador. Muchos niños han reconocido que era el tragachicos y eso ha dado pie para que nos contaran sus recuerdos del año anterior, no solo del tragachicos, sino de las fiestas en general.

Esos recuerdos, que no han sido pocos, han quedado recogidos en un cartel. Se acordaban sobre todo de los cabezudos. Solo con nombrarlos las caras se iluminaban de alegría y el ambiente de las fiestas empezó a llenar nuestras aulas.

De estos primeros recuerdos y del cartel surgió la idea de hacer un tragachicos para jugar en clase y querer conocer mejor a los cabezudos.

Dicho y hecho. Pensamos como se podía hacer el tragachicos y una vez preparados los materiales, manos a la obra, lo confeccionamos. El resultado fantástico y superdivertido.

Jugamos a encestar “adoquines” en la boca del tragachicos. Aprendimos qué es un adoquín, pues casi ninguno sabíamos qué era.

Todos los días jugamos con el tragachicos y con los adoquines que encestamos y con los que quedan fuera aprendemos mates de forma divertida.

Fotos elaboración tragachicos

Cada día Ana y Anabel nos han presentado un cabezudo, contándonos cosas curiosas de él. Recordamos las coplillas de cada uno y aprendimos a leer y escribir su nombre.

Todo esto ha quedado recogido en un librito de los cabezudos. Nos ha encantado hacerlo y cada mañana al entrar por la puerta de clase estábamos expectantes para leer el cartel del que tocaba.

Desde hace años en nuestro cole, María Moliner, es tradición que vengan una mañana los cabezudos del barrio a visitarnos. Los alumnos de sexto son los encargados de llevarlos y hacernos pasar a unos un rato superdivertido y a otros no tanto. Este año como somos muy mayores, ya no les hemos tenido miedo.

Las seños nos han sugerido la posibilidad de hacer un cabezudo y sacarlo también nosotros para jugar. ¿Qué pensáis que hemos respondido a la propuesta? Pues un “Siiiiii” unánime.

Solo había un problema, qué cabezudo hacíamos en cada clase, porque cada niño tenemos un cabezudo preferido. Después de pensar como solucionar el problema vimos que lo mejor era votar.

Pusimos todos los cabezudos en el suelo y a cada niño se nos dio una ficha. Teníamos que pensar muy bien cual era el que más nos gustaba, pues solo podíamos poner una ficha. Cada uno la fuimos colocando al lado de nuestro cabezudo preferido e hicimos el recuento del ganador.

En la clase de las mariposas el elegido fue el Morico y en la de las abejas el Berrugón.

Fotos votación

Pintamos sus caras, decoramos las cajas que servían de cabeza y confeccionamos el látigo. ¡Qué chulos nos quedaron! Estábamos impaciente por que llegase el días de sacarlos.

Fotos elaboración cabezudos

Para recordar como habíamos hecho el cabezudo hicimos un desplegable en el que recortamos y ordenamos viñetas desde la votación hasta que lo sacamos para jugar.

Como ya os hemos contado todos los días leíamos los carteles con los nombres de los cabezudos y jugábamos con ellos asociándolos a sus caras.

A la vez que hacíamos el tragachicos y el cabezudo también íbamos recordando y aprendiendo cosas de las Fiestas del Pilar (Pregón, Ayuntamiento, Peñas, Charanga, Gigantes, Jotas, Ferias, Fuegos artificiales, Vaquillas, Toros, Traje regional, Ofrenda de flores y frutos, Rosario de Cristal, Circo, Espectáculos callejeros, etc.). Todo quedaba reflejado en el panel de conceptos.

Hemos trabajado también las mates pintando siguiendo la serie rojo/negro un cachirulo. En una hoja del calendario del mes de octubre hemos aprendido a situar cuando comienzan las fiestas, su duración y cuando finalizan.

En plástica también hemos hecho dibujos libres de los cabezudos, tragachicos y fiestas en general.

En inglés hemos recordado los colores plasmándolos en una Basílica del Pilar.

Dibujos libres

Armando, el papá de Alba, nos ha enseñado una danza para bailar (Marcha de los gigantes) con todos los niños del colegio. Era un poco rápida, pero hemos de decir que practicando nos hemos convertido en unos grandes danzantes.

A lo largo del proyecto hemos salido al patio a entrenar la carrera del cachirulo que se celebra cada año en el colegio. Este año hemos contado en el entrenamiento con la ayuda de los alumnos de segundo de primaria. Nos han ayudado corriendo con nosotros de la mano enseñándonos el circuito. Han tenido mucha paciencia y la experiencia ha sido preciosa. Gracias a Ángel (profesor de educación física) y a todos los alumnos de segundo de primaria.

¡Por fin llegó el gran día! El 7 de octubre fiestuqui en nuestro colegio María Moliner. ¡Qué nervios! Con el cachirulo atado al cuello, en las filas, comenzamos un día lleno de expectación, emociones y alegría.

El día no defraudó, fue mejor aún de lo que recordábamos. Con un año más vivimos con mayor intensidad todo lo que aconteció, tanto es así que pedíamos repetirlo más días, pero creo que para las seños fue un día agotador y prefieren esperar un año a repetirlo.

A la hora del recreo vinieron a nuestro patio los cabezudos ¡qué gritos de alegría! Al principio nos acercábamos tímidamente, pero luego estábamos entregadísimos. Se portaron genial con nosotros y tuvieron una gran dosis de paciencia, así que desde aquí damos las gracias a los alumnos de sexto de primaria que nos hicieron pasar un buen rato. Los saludos a los cabezudos y las carreras con ellos no paraban. ¡Ah! Y también con el Morico y el Berrugón que por fin salieron de las aulas para correr con nosotros. Éramos como los chicos mayores, que saludábamos y encorríamos a los niños.

Nos fuimos cambiando los cabezudos y lo pasamos genial. Nos metimos muy bien en el papel.

Fotos cabezudos

A esta emoción siguió la tarde con la tan esperada “carrera del cachirulo”. Si el curso pasado corrimos como verdaderos atletas imaginaros este año lo bien que lo hicimos. Parecíamos los atletas que en verano habían corrido en las Olimpiadas.

Reinó la deportividad y como recompensa el AMPA nos puso un cachirulo en el cuello a cada uno con el logo del cole. ¡Qué emoción! Era como estar en el podium.

Todo el cole juntos bailamos la danza que habíamos aprendido. Un secretillo: ¡Somos los mejores!

Fotos carrera

Para terminar este proyecto tan nuestro como son las Fiestas del Pilar expresamos nuestras vivencias de estos días, que Ana y Anabel han recogido y que quedan en el panel de conceptos para en algún momento del curso recordarlas.

Para realizar el proyecto con los niños hemos consultado varios libros: de los cabezudos, cuentos, guías y folletos de Zaragoza, etc.

11.jpg